top of page

Entrevista a Emmanuel Carlucci

Actualizado: 25 feb



Extracto de MÁSTER EN INVESTIGACIÓN MUSICAL - TRABAJO FINAL DE MÁSTER

Autor: Francisco Alfonso Hernández Bravo

UNIVERSIDAD DE MURCIA

Facultad de Educación

Julio de 2023

- Si no es mucha indiscreción, ¿qué edad tiene usted?

41.

- ¿Guitarrero o luthier?

Creo que es más adecuado guitarrero. Luthier es más bien para instrumentos de arco. Bueno, en fin, creo que es más preciso guitarrero. El mundo de la guitarra española se define mejor con un termino español, por lo que creo que guitarrero es más exacto.

- ¿Cuántos años lleva como guitarrero/luthier?

Pues a ver, lo que pasa es que fue un proceso gradual porque yo empecé a tocar la guitarra,

luego a reparar mis propios instrumentos, y después ya empecé una vez que metí mano e hice un curso en el 2016-17 con un guitarrero valenciano. Y en ese año empecé a armar el taller. Es más difícil armar el taller que una guitarra, por lo que más o menos seis o siete años.

-Me has dicho que estudiaste música, ¿qué instrumento tocas? Empezaste con la guitarra, ¿no?

Si, tengo estudios en jazz, armonía moderna, pero no en lo formal, sino con profesores particulares y de forma autodidacta, pero empecé con un guitarrista de jazz en Huelva.

- ¿Ejerce profesional y exclusivamente o como hobby compaginándolo con otro trabajo?

Ahora mismo lo compagino con otro trabajo. Aparte de las guitarras, arreglo pianos, trabajé para los conservatorios afinando pianos y demás. Soy técnico en mantenimiento de pianos, es decir, todo lo que tiene que ver con el piano. Entonces depende del momento lo compagino con otro trabajo. Pero es lo que más me gusta (guitarrería), es decir, si pudiera, lo haría a jornada completa. Lo que pasa es que a veces, como autónomo tienes más o menos movimiento y tienes que complementarlo con otra cosa.

- ¿Cómo fue el aprendizaje como guitarrero o cómo llegó al mismo?

Por el mismo amor a la guitarra. Al final, como te decía, empiezas a intentar buscar tu sonido, tu comodidad en la guitarra con la que estás y hay un límite que no puedes traspasar cuando la guitarra es de otro, cuando la guitarra es de fábrica. Entonces empiezas a jugar con eso, y hoy en día hay tanta información online que te va formando y vas queriendo investigar y experimentar más. Había una Escuela Online de Guitarrería de Carlos Busquiel, que es un guitarrero valenciano y me apunté. Empecé a hablar con él y empecé a hacer herramientas porque, aparte de hacer guitarras, aprendes a hacer herramientas, que es una parte importante del trabajo. Y así empecé.

- ¿Quién fue su maestro?

Carlos Juan Busquiel.

- ¿Tiene algún trabajador o aprendiz?

No, no. Por espacio, porque se necesita duplicar el espacio y por diferentes circunstancias tampoco lo he buscado. Es una tarea bonita enseñar a alguien, pero por ahora no lo he podido hacer.

- ¿Construye solo cordófonos?

Solo guitarras. Por eso también lo compagino con otros trabajos porque prefiero hacer lo que me gusta a mí, más que lo que demanda el mercado. Prefiero hacer la guitarra que me gusta a mí en vez de la que más se demanda.

- ¿Cuántas guitarras construye al año?

Creo que los primeros años habré podido hacer unas diez por año y ahora hago seis por año. En cómputo total llevo treinta guitarras.

- ¿Por encargo o estimación?

Las hago por encargo. Desde mi página web recibo encargos y, cuando no tengo encargos, hago la guitarra y la vendo, pero si tengo encargos evidentemente intento explicarle porqué hago lo que hago y siempre llego a un acuerdo con el guitarrista.

- ¿Cuál es el nicho de mercado de sus guitarras (alumnos, profesionales, etc.)?

De todo, porque al final es un instrumento caro. Es un instrumento que no es de fábrica y no se hace en serie ni maquinas, por tanto no vendo mil guitarras al año. Entonces, si alguien demanda una guitarra moderna hecha a mano trabajamos juntos, ya que es un proyecto compartido, y no me molesta que sea principiante o profesional. Se enfoca para todos.

- ¿De qué sector (flamenco, tradicional, clásico, etc.)?

La que más he vendido es la guitarra española. También he vendido flamencas y también he vendido acústicas. Ahora estoy experimentando con las archtop, que son las que se construyen como los violines, porque yo vengo de jazz. Pero las que más he vendido son las guitarras españolas. Estuve en ferias como la de París, y ahí se demanda más la guitarra folk por eso, ahora estoy haciendo guitarras folk para clientes franceses.

- ¿Dentro de la construcción de la guitarra y su familia, qué método sigue?

Empecé con el Tradicional Español, pero ahora utilizo el de cola de Milano. Me gusta más porque es más práctico para mí. Trabajar el instrumento dividido en dos es más cómodo y no tienes que andar en el taller con la guitarra entera. Primero hago el cuerpo, lo trabajo y luego hago el mango, y a lo último de todo lo ensamblo. Entonces la guitarra como tal queda configurada al final del todo. Me gusta más, me parece más cómodo para mí. Pero la calidad de instrumento no es por un método u otro. Pero a mi me gusta más hacer las partes separadas.

- ¿Te supone algún inconveniente la inserción del mástil al cuerpo por la inclinación en el

método cola de Milano?

No, no es difícil, cada método tiene sus cosas más complejas y otras te aliviana más el trabajo. El método cola de Milano necesita que prestes más atención en, por ejemplo, la inclinación del mástil, pero en la tradicional debes tener una solera entera y tienes que cuidar determinados aspectos que con la cola milano no. Y así, y al revés también. Entonces, no eliges el método por que sea mejor sino por la comodidad en tu circunstancias.

- ¿Conservador manteniendo el esquema de Torres o innovador?

Totalmente innovador. Por eso te digo que si tuviera que considerar el mercado y salir a dedicarme exclusivamente, como por ejemplo lo hace Carlos Juan (que lo he hablado con él), haría una guitarra tradicional española, pero me gusta experimentar porque soy guitarrista antes que guitarrero, es decir, me considero más músico que artesano. Entonces hago la guitarra que me gusta y que me gusta explorar. No hago el varetaje tradicional. Me gusta experimentar con los volúmenes, con los espesores y soy más bien experimentador, con cada guitarra intentando algo nuevo. Yo, por ejemplo, hago un varetaje inclinado hacia los agudos. Los agudos siempre necesitan más masa y los graves necesitan más libertad. Entonces yo lo inclino así y le doy un poquito más espesor en los agudos, y más libertad aquí. El varetaje es de siete en forma de rombo. Para mí, no puede haber una plantilla exacta porque depende de cada tapa, por lo que si la madera se dobla más, tienes que abrir el abanico; si la madera es más rígida horizontalmente, perpendicularmente a la veta puedes cerrar un poquito el abanico, por lo que depende de cada tapa. No tengo una plantilla exacta para el varetaje. Pero al final yo no inventé nada. Simplemente voy reuniendo cosas de otros constructores en determinadas guitarras. Por ejemplo para mí es fundamental la abertura en el aro superior en el primer lóbulo porque enriquece un montón de sonidos de la guitarra al guitarrista.

- ¿Otra aportación?

El alma en la guitarra española para mi es crucial y no se suele poner ese refuerzo. Yo necesito que la acción sea algo muy controlado. Te digo como guitarrista que lo hago porque sé lo práctico que es controlar bien en décimas de milímetro la altura de las cuerdas. En la guitarra española uso la acción de guitarra flamenca de 3 mm, no la tradicional de 4 mm en el traste 12. Es verdad que con la acción alta se escucha mejor la guitarra, más limpia, pero es más incómoda. La acción media de 3 mm hace que disfrutes más la ejecución, pero claro, siempre tienes que ser consciente que vas a sacrificar una cosa por otra. Pero eso lo elige el cliente y su forma de tocar.

- ¿Qué herramientas utiliza: solo manuales o también eléctricas?

Ambas. El trabajo más duro, como, por ejemplo, el calibrado de maderas, intento hacerlo con calibradoras o se los pido directamente al proveedor porque yo no tengo espacio para tener calibradoras, por eso las maderas las compro calibradas.

- ¿Preferencia por alguna madera en especial? ¿Quién se las suministra?

Para las tapas depende de la cuerda. Por ejemplo, me gusta mucho la tapa de cedro. Entiendo que la tapa de abeto es la mejor por las prestaciones que te da, pero me gusta mucho la tapa de cedro. La picea canadiense, más precisamente, porque al final no es cedro. Y con los aros y el fondo, como afecta a un porcentaje mucho menor que la tapa en el sonido, experimento al máximo. Me gusta mucho el ébano y me gusta mucho el palo santo. Sí, tapa de cedro y un fondo denso. Yo casi todo lo compro en Maderas Barber, pues tengo confianza, y si no encuentro algo concreto, voy a Madinter.

- ¿Vas tú a elegir las maderas?

Cuando voy, intento comprar cosas que no puedo comprar online, como por ejemplo, maderas en rebajas o cosas que no ofrecen online porque tienen defectos, pero si está fuera de la plantilla, no hay problema y eso lo necesitas ver. Hago de las dos formas.

- ¿Qué opina de los instrumentos antiguos originales: conservación o utilización?

Para mi el instrumento no puede ser un mueble, ni una reliquia. Tiene que ser algo vivo y tiene que estar al servicio del músico. Evidentemente, hay que ponerlo con cuidado en lugares que no estén al acceso de cualquiera, pero si no se le puede sacar música al final... En fin, tampoco tengo una posición, pero bueno, entiendo también ambas partes.

- ¿Se atreve a opinar sobre el origen de la guitarra como instrumento en sí?

No mucho, no me interesa tanto. No me he puesto tanto en el origen en sí porque veo más para el futuro que para el pasado. He estudiado la guitarra de Torres. Tengo el libro que Romanillos hizo de Torres, pero no he estudiado tanto eso porque no es lo que más me gusta sobre la construcción de instrumentos. Me gusta más el futuro, experimentar, lo que están haciendo otros guitarreros con el instrumento, como otros tipos de guitarras, ya sean la acústica o la folk para poder sumar a la guitarra española más que ir para atrás.

- ¿Cómo ve el oficio actualmente?

Bueno, está creciendo. Hay muchos más guitarreros por el acceso a la información y la educación. Antes se pasaba de padre a hijo y era muy difícil la transmisión, ya que solamente era presencial. Ahora hay un montón de ofertas online, incluso hay un montón de guitarreros que tú pagas tu guitarra y te enseña y te ayudan a montarla. Entonces, independientemente que te interese esto como profesión, puedes acceder mucho a la formación de esta forma. Hay mucha más oferta.

- ¿Cuál cree que debe ser el objetivo de la guitarrería en los años venideros?

Te digo lo que yo veo de la guitarra. A mí me gusta abrirla a nuevos sonidos, darle nuevas formas, no solamente la guitarra tradicional que evidentemente tiene que seguir manteniéndose porque hay un repertorio tradicional y hay que mantenerlo y eso sale mejor con la guitarra tradicional, pero para mí está bueno que haya guitarras diferentes. Eso me gustaría que siguiera evolucionando para que enriquezca al guitarrero y al guitarrista.

- ¿Echa algo en falta respecto a la profesión (regulación, enseñanza, etc.)?

Sería genial y creo que vendría la gente de un montón de lados. Va gente de un montón de otros países a Cremona a estudiar violín, por lo que si tú decides montar una escuela en Almería donde era Torres, creo que sería un plus. Vender una guitarra española hecha en España. Una escuela de guitarrería española en España. Claro, eso sería un golazo para la enseñanza, para los profesionales de aquí y para todo el mundo.

- ¿Crees que sería una Formación Profesional o incluso se podría llegar a hacer una carrera

universitaria? ¿Tú estarías a favor?

Claro, da para todo. Depende de cuánto te quieras implicar con el instrumento. Con la investigación y el desarrollo se puede hacer un curso de un par de años o un aprendiz o un ayudante o ya una carrera de guitarrero. Hay guitarreros australianos que tienen mucha matemática con libros que han hecho y que necesitas formación matemática y física para entender bien la función de una guitarra en términos de números y de principios físicos. Ahí necesitas otra formación. Entonces ahí tendrías que meter física matemática y evidentemente la carrera se hace más larga, pero por eso depende de la forma en que lo quieras plantear. Se puede hacer una carrera universitaria. Sería muy entretenido.

- ¿Mantiene contactos con otros guitarreros de dentro o fuera de la Región?

Sí, en la feria haces muchos contactos. A Carlos siempre le mando, aunque hace tiempo ya que no le mando, pero cuando estaba toda la fase de desarrollo siempre le escribía un email. Pero tampoco con muchos. Igualmente, ahora, por ejemplo, estoy en el mundo de la guitarra archtop y le escribo a guitarreros que tienen experiencia ahí. Entonces, al final la mayoría te contesta, y así, como si me preguntan a mí, yo también contesto porque es un gremio noble y comparten información. No hace falta que le escribas, hay muchos que ya comparten en YouTube. Hay guitarreros que te venden la guitarra de 30 000 dólares como es la guitarra archtop de Ken Parker. É tiene toda una serie en YouTube, libre y gratuita de cómo hacer las guitarras. Y tú estás aprendiendo a realizar una guitarra que él cobra a 30.000 dólares. Entonces es un gremio del que se puede aprender mucho sin necesidad de apuntarte a un curso y pagar. También tuve contacto con Luis Guerrero, que hace acústicas desde el método tradicional español y es buenísimo en lo que hace. Ha salido a vender fuera un tipo de guitarra acústica, pero hecha con el sistema tradicional. Es interesante.

- ¿Participa en exposiciones?

Fui a la de París, y solamente en estos seis años y tres años de pandemia, he ido solamente a la de París. Me había apuntado a la de Madrid pero al final no fui, aunque iré en algún momento.

- ¿Ser músico es necesario o es una característica básica para el luthier o guitarrero?

Enriquece un montón. De hecho, en mi página web, hay algunos comentarios que dicen que se nota que la guitarra está hecha por un guitarrista, no solamente por un guitarrero, y está bueno que te lo diga la gente que lo compra, ¿no?, que se den cuenta, porque al final la configuración y la comodidad del instrumento se nota cuando tú tienes nivel al ejecutar ese instrumento, porque tú lo estás cuidando ya que es lo haces como para ti. Entonces, si eres un buen guitarrista, se nota en la guitarra que vendes, más que si simplemente tocas algunos acordes para poder saber de qué va la guitarra. El nivel de instrumentista se nota en el nivel de instrumentos, sí. Aunque esto no creo que lo entiendan así todos los guitarreros.

- ¿Cree que hay una escuela tradicional de guitarrería murciana o un signo identitario propio?

No, pero bueno, no soy murciano, no sé. Al final tengo x cantidad de años aquí, no llevo mucho y no he investigado. Sí que conozco la de Granada porque al final yo me formé. Cuando empecé estaba en Granada y quizás ahí también me enriqueció eso, pero no, no sé si existe la escuela Murciana de Guitarrería, no, no.

-¿Alguna ideo sugerencia?

Me gustaría, por ejemplo, que como en otros lados, hubiera alguna feria local de guitarras, ¿no? Un lugar de encuentro para exponer tus guitarras, o sea, en el conservatorio, no tiene por qué ser una feria, ¿no? Debe ser un encuentro de guitarreros con guitarristas o en un lugar donde puedan también probar la guitarra, en fin, se da en muchas ciudades. Y si me das la oportunidad, le digo: “por favor, háganlo”. Claro, es una buena oportunidad en el conservatorio, por ejemplo, pero eso necesita de alguien que se implique y le interese organizar algo asi.


123 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page